¿Cómo presentar a mi perro un recién nacido? ​Sepa cómo hacerlo
petsitter, santiago, mascotas, pet sitting, transporte de mascotas, cuidado a domicilio, cuidados a domicilio, perros, gatos, cuidados, hoteleria canina, hoteleria, hotelería, taxitter, transporte, paseos de mascotas, paseos, paseos perros, paseo perro
2842
post-template-default,single,single-post,postid-2842,single-format-standard,bridge-core-2.1.8,qode-quick-links-1.0,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-20.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

¿Cómo presentar a mi perro un recién nacido? ​Sepa cómo hacerlo

Cuando en casa vive un perrito al interior de nuestro hogar, y forma parte importante del círculo familiar es normal que puedan venir a la mente muchas dudas y preocupaciones a la hora de querer presentarle a este, un nuevo integrante a la familia como lo puede ser: un recién nacido.

Por eso hoy te entregaremos algunos consejos prácticos de la Médico Veterinario ​Paula Léniz, ​para que este proceso sea lo más cómodo, amigable y llevadero posible para todos. Por eso, te recomendamos:

1. La presentación: ​El presentar a tu perrito con tu bebé es muy importante para su relación, ya que será la primera vez que tengan contacto. Este debe ser con naturalidad y en un ambiente sin estrés. Lo ideal es que tu peludito olfatee al recién nacido y presentarlos. Esta presentación debe contar con la supervisión tuya, para evitar que tu perrito no tenga contacto directo con cara o manos de tu recién nacido.

En ese sentido, nuestra amiga Nico Putz nos cuenta su proceso de presentación “Dejamos que ellos (​Kai y Sake,​ los perritos pates) llevaran la batuta y se adaptaran a la guagua, la olfatearan… y finalmente, los dos se sentaron al lado de la guagua y le transmitimos normalidad” comentó.

2. El día a día: ​Una vez que nuestro recién nacido ya se encuentre con nosotros en el hogar, es cuando debemos tomar algunas consideraciones:

– Es importante, mantener la rutina del hogar con normalidad y que nuestro perrito (s) sea (n) parte de esto, y que interactúe (n) con el bebé. Cuando hablamos de normalidad es, por ejemplo, que tu perrito pueda seguir teniendo libre acceso al hogar, si se sube a la cama que lo siga haciendo, entre otros.

-Siempre mantén supervisión de tu bebé con tu perrito, a modo de ir evaluando la incorporación de tu peludito con el nuevo integrante del hogar.

-Ten presente que tu perrito debe ir a control veterinario y estar al día con sus vacunas, para asegurar que no transmita enfermedades.

3. Lo que no debes hacer: ​No retes a tu perrito cuando se quiera acercar a tu bebé, por el contrario, intenta integrarlos. Intenta que tu peludito no se sienta aislado por eso es importante que dentro de lo posible se pueda mantener la misma rutina que tenía tu perrito antes de la llegada de tu recién nacido.

¡Recuerda! Esta etapa no debiese ser estresante, por el contrario, debiese ser un proceso hermoso en donde todos los integrantes del hogar aprenden a convivir en paz y amor.

Si estás viviendo este proceso, ¡Te deseamos lo mejor del universo para ti y tu hogar!

Sin comentarios

¡Comenta a continuación!